Arrivederci Roma

Justo hacia un año que me había mudado a Roma por trabajo, 2013 significó el año de mi independencia.

Encontrar un apartamento que pudiera pagar en el centro de Roma, no fue tarea fácil, las casas están muy cotizadas lo que hace que el precio sea excesivamente caro. Buscando y buscando finalmente di con un apartamento que llamábamos la “cuevita”, era bastante grande, tenía dos plantas pero ni una pizca de luz y muchísima humedad. Estaba muy cerca del río, entre Piazza Navona y el Castello de Sant Angelo. Leer Más…

Vuelta a la realidad

Después de 36 horas de viaje llegué a Madrid. Como tantas otras veces a la vuelta de mis viajes, mi madre me esperaba fuera del aeropuerto, esta vez no era como todas las demás, llegaba embarazada y teníamos mucho de que hablar. Entrar en mi casa, ver a mi perra, tumbarme en mi cama, nunca antes lo había valorado tanto. Leer Más…

Ultimo día en India

Qué ingenuas fuimos cuando creímos que el viaje de vuelta sería coser y cantar, lndia nos había preparado su traca final. A lo largo de las tres semanas de viaje intenté ser muy precavida para no caer enferma, me lavaba las manos con gel desinfectante a todas horas, el agua siempre embotellada, nada de hielo en las bebidas e intentaba evitar verduras crudas y comida callejera. Leer Más…

India y embarazada

Si la India es ya un viaje difícil de hacer, imaginaos cómo es estando embarazada. Mochila a la espalda, vuelos, conexiones, transbordos, esperas, barcos, trenes…y más trenes. Rodeada de millones de especias y de olores que en mi estado, parecían infernales. Nuestros planes se vieron truncados, después de días eternos viajando para atravesar la India de punta a punta…no pudimos hacer el curso de buceo, ni nadar con el elefante Rajan en las playas del mar de Andaman, ni terminar nuestro curso de yoga en el ashram de Trivandrum, tampoco disfrutar tranquilas de un día de compras en el mercadillo hippie de Anjuna, ni emborracharnos en una de las fiestas trance de Goa. Leer Más…

Así empezó todo

Llevaba casi 1 año viviendo en Roma, la distancia fue el principal motivo por el que mi relación de pareja después de 7 años, pasaba por un momento complicado, de incertidumbre y sin rumbo. Decidimos darnos un tiempo y me embarco en un viaje a la India con una buena amiga para hacer un retiro espiritual y meditar sobre el camino que debía tomar en ese momento de mi vida. Es entonces cuando me encuentro en Londres a pocas horas de subir a un avión rumbo Delhi comprando un predictor en la farmacia del aeropuerto. Leer Más…