India y embarazada

Si la India es ya un viaje difícil de hacer, imaginaos cómo es estando embarazada. Mochila a la espalda, vuelos, conexiones, transbordos, esperas, barcos, trenes…y más trenes. Rodeada de millones de especias y de olores que en mi estado, parecían infernales. Nuestros planes se vieron truncados, después de días eternos viajando para atravesar la India de punta a punta…no pudimos hacer el curso de buceo, ni nadar con el elefante Rajan en las playas del mar de Andaman, ni terminar nuestro curso de yoga en el ashram de Trivandrum, tampoco disfrutar tranquilas de un día de compras en el mercadillo hippie de Anjuna, ni emborracharnos en una de las fiestas trance de Goa.

blogger-image--493048844

blogger-image-759304876

blogger-image-1657013101

blogger-image-237726864

Parecía que la vida nos estaba dando una lección por estar en la India en vez de buscando apoyo en casa. Fueron varias las ocasiones en las que estuvimos a punto de coger el primer vuelo a Europa…pero como la cabezonería nos caracteriza, seguimos la ruta tal y como lo habíamos planeado, aunque no disfrutamos de cada lugar como lo habíamos imaginado, estaba claro que en este viaje NADA podía salir según el plan. Me encontraba cansada y con mucho sueño, con poca paciencia para aguantar a los personajillos que iban apareciendo en nuestro camino, era como una zombie nauseabunda, tenía poco apetito y la mayor parte de la comida me generaba rechazo. Silvia fue mi gran apoyo cada día de ese eterno viaje, formábamos un buen equipo, cuando flaqueaba una, la otra mantenía la calma, se creo un vínculo de amistad muy fuerte entre nosotras.

blogger-image--1909270338

blogger-image--702603715

blogger-image-1853580517

Habían pasado ya tres semanas, la India no solo no me había ayudado a encontrar la repuesta si no que me había hundido más en la duda. Necesitaba llegar a Madrid, tomarme un colacao con leche muy fría para desayunar y un plato de pasta gallo con tomate Orlando para comer!! Necesitaba volver a casa, ver a mi madre y dormir en mi cama, bajo el edredón de plumas. La India me estaba enseñando que la repuesta no la podía encontrar huyendo del problema, evadirme solo me había generado más angustia, tenía que afrontar lo que me estaba pasando y ser fuerte para tomar una decisión, la decisión más importante de mi vida.

EVERYTHING YOU NEED TO KNOW, YOU HAVE LEARND THROUGH YOUR JOURNEY
-Paulo Coelho

Comparte esta historia

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>