MAMÁBOHÈME BONES

IMG_6544

VER LOS PRODUCTOS

Las cabezas de MamáBohème son de hueso, restos recolectados del pasado. En la mayoría de las culturas cuando vemos un cráneo lo relacionamos con la muerte pero tras mis viajes he descubierto que para otras es una especie de nuevo comienzo. El cráneo sugiere un acontecimiento más allá de la muerte que no siempre es negativo. Las vacas son criaturas apacibles y veneradas en algunas religiones como sustentadoras de energía.

En las primeras tribus de los pueblos indígenas balineses y nativo americanos, dado que los animales les proporcionaban tanto para su vida diaria eran muy respetados y tratados como fuentes de vida, convirtiendo el cráneo de la vaca en un tributo. La vaca es un símbolo de poder, fertilidad y se asocia al concepto Madre Tierra en muchas culturas. El tótem de la vaca está conectado a la tierra, a la naturaleza, y a la reproducción. Debido a sus auras maternas, “los nuevos comienzos” o el nacimiento también están asociados con las vacas. Representan el bello ciclo de la vida desde el embarazo, el parto, el cuidado de su descendencia y como medio para una nueva vida.

Los bones son fuente de energía positiva que potenciados con poderosas gemas semipreciosas y piezas procedentes de diversas culturas, rituales e ideales, escogidas cuidadosamente a lo largo de mis viajes, son capaces de purificar las energías del hogar potenciando tu vida y tu bienestar. Creaciones donde la esencia permanece, se renueva, se embellece, perdura en la memoria y en el tiempo, convirtiendo lo efímero en eterno.